Sikuris en el colegio. Lo comunitario en el aula – Jorge Balanzino

    Sikuris en el colegio. Lo comunitario en el aula

    Jorge Balanzino

    Ser docente es ser un activista social.
    Desde la docencia podemos reducir al otro convirtiéndolo en un manso súbdito o transformarlo en un inquieto sujeto que buscará la verdad para desatar los nudos que enredan la libertad de la existencia. Esa búsqueda, que emanará como el canto del ave bajo la copa del frondoso árbol de la educación, hallará su objetivo sólo si los argumentos, que desde allí se brinden, son liberadores.
    Nuestros orígenes, las raíces de ese árbol, enriquecen el canto para vencer el llanto de esta apaleadora e injusta sociedad.
    La música que antecede al papel trae la palabra de la sabiduría.
    Del trinar del ave y los sonidos de la voz humana nació una extensa pradera de instrumentos
    Entre ellos, y milenario, el Siku.
    Lo originario, las melodías antiguas, lo nuestro, de todos.
    Este es un libro con ritmo de vida, para docentes, trabajadores sociales, padres, estudiantes, niños, jóvenes o adultos, que deseen aprender a fabricar un Siku, y en comunidad crear la voz de los que no fueron escuchados hasta ese momento en que los oídos vuelvan a vibrar por una nueva caricia de los sentidos.
    A contracorriente del individualismo el siku solo es posible tocarlo entre dos.
    Sin el otro no hay melodía, no hay secuencia de notas.
    La música transforma la realidad… el sikuri transforma la forma de esa transfiguración, y a la vez, el espíritu de ese cambio nace únicamente si es en forma colectiva.
    Como la docencia, como el amor, como la vida, es necesario el otro para llevar a cabo el arte de la música a través de siku…

    $350

    Sikuris en el colegio. Lo comunitario en el aula

    Jorge Balanzino

    Ser docente es ser un activista social.
    Desde la docencia podemos reducir al otro convirtiéndolo en un manso súbdito o transformarlo en un inquieto sujeto que buscará la verdad para desatar los nudos que enredan la libertad de la existencia. Esa búsqueda, que emanará como el canto del ave bajo la copa del frondoso árbol de la educación, hallará su objetivo sólo si los argumentos, que desde allí se brinden, son liberadores.
    Nuestros orígenes, las raíces de ese árbol, enriquecen el canto para vencer el llanto de esta apaleadora e injusta sociedad.
    La música que antecede al papel trae la palabra de la sabiduría.
    Del trinar del ave y los sonidos de la voz humana nació una extensa pradera de instrumentos
    Entre ellos, y milenario, el Siku.
    Lo originario, las melodías antiguas, lo nuestro, de todos.
    Este es un libro con ritmo de vida, para docentes, trabajadores sociales, padres, estudiantes, niños, jóvenes o adultos, que deseen aprender a fabricar un Siku, y en comunidad crear la voz de los que no fueron escuchados hasta ese momento en que los oídos vuelvan a vibrar por una nueva caricia de los sentidos.
    A contracorriente del individualismo el siku solo es posible tocarlo entre dos.
    Sin el otro no hay melodía, no hay secuencia de notas.
    La música transforma la realidad… el sikuri transforma la forma de esa transfiguración, y a la vez, el espíritu de ese cambio nace únicamente si es en forma colectiva.
    Como la docencia, como el amor, como la vida, es necesario el otro para llevar a cabo el arte de la música a través de siku…

    ISBN

    978-987-1895-00-7

    Páginas

    64

    Año

    2012